La clásica chaqueta de cuero conocida como «biker jacket» y popularizada por James Dean en los años dorados del cine de Hollywood, es un clásico del fondo de armario y forma parte de la cultura pop y urbana norteamericana.

Las primeras chaquetas se comenzaron a popularizar a principios del siglo veinte. Los aviadores europeos las incorporaron a su uniforme para combatir en la Primera Guerra Mundial. En ese entonces, eran largas hasta los tobillos.

La chaqueta de cuero

En la tercera década del siglo veinte, la chaqueta se moderniza y su largo se recorta hasta un poco más abajo de la cintura, las cremalleras plateadas y su particular cuello, comenzaron a causar sensación entre los jóvenes. No sólo se asociaba al motociclismo, sino también, al espíritu rebelde de los jóvenes de la época.

En los años setenta los músicos la incorporan a su vestuario y desde ese momento, se torna un ícono de la moda y pieza indispensable de los rockeros. Se unen a esta moda artistas de cine, modelos y las pasarelas de desfiles de moda de las marcas más exclusivas. Además, pasa a ser uno de los modelos más reproducidos en todo el mundo.

Su versatilidad para descontracturar un look formal o para darle un toque divertido a un vestido, ha sido aprovechado en editoriales de moda y en los looks del día a día.

Quizás muchas de las personas que las usan jamás han manejado una moto. Por ello, la magia de la chaqueta de motociclista trasciende su función para pasar a ser una prenda indispensable en las colecciones de moda y compañera de mujeres y hombres de todas las épocas.

La chaqueta de jean también es un clásico de la moda y de ella se ha derivado el chaleco de motociclista. Cubierto de parches con motivos y diseños relacionados al motociclismo, bandas de rock, ilustraciones o dibujos pintados a mano.