La indumentaria no sólo cumple una función estética. Vestirse es una manifestación de la personalidad y una forma de comunicarse de manera no verbal. Muchos diseñadores y clientes aprovechan los recursos de la moda para probar cosas nuevas. Pero no sólo la ropa sirve como medio expresivo; también propone que la prenda, sea cómoda y para algunos propósitos, segura.

Indumentaria deportiva y chaquetas de motociclista

La ropa que se utiliza para el gimnasio tiene características especiales. Las telas sintéticas con la que están elaboradas las prendas permiten mayor rango de movimiento y comodidad; además están realizadas con fibras sintéticas que permiten que no se retenga la humedad y el sudor. Logrando que durante el desempeño del ejercicio se pueda adaptar mejor al cuerpo y brindar mucha más comodidad.

En el caso de las chaquetas diseñadas para los motociclistas, éstas también cumplen con ciertas características, no sólo de comodidad, sino también de seguridad. Las chaquetas tienen por lo general refuerzos en áreas del cuerpo como hombros, espalda y codos. Si alguna vez se ha montado en una motocicleta sabrá que el viento y el agua pueden ser grandes enemigos del conductor.

Por lo tanto, las chaquetas especiales para conducir motos están fabricadas con telas que evitan la fricción y que son impermeables. Una buena chaqueta debe estar realizada en tela de poliéster y que permita la transpirabilidad en los días de calor y que posea en la parte interna un chaleco térmico removible, para los días de bajas temperaturas.

No menos importante son las características y el diseño de la misma. Como se va a llevar puesta por un tiempo indeterminado mientras se conduce, la chaqueta debe ser lo más liviana posible y poseer no sólo un par de bolsillos, sino varios y que tengan cierre o velcro para asegurar que los objetos se mantengan en los bolsillos, mientras se maneja por las calles y autopistas de la ciudad.